Café negro vs Té verde.

Café negro vs Té verde.

Café negro vs Té verde.

 

Hoy en día, vale la pena cuestionar el enfoque del sector energético en la actualidad, dado que el gobierno mexicano ha pretendido reformar las leyes de la materia en beneficio de la nación”; pero ¿El México de hoy o el de mañana? Debido a que cualquier distorsión en el mercado eléctrico abona para que el cambio climático sea el protagonista en varios escenarios.

Uno de ellos es el aumento de las temperaturas, el cual provoca incendios forestales (13% más en comparación al año anterior) y lo opuesto, el aumento de inundaciones en diferentes regiones del país a causa de las intensas lluvias. Juzgando lo anterior, es alarmante el colapso ambiental que enfrentarán las nuevas generaciones.

Partiendo de lo anterior, resulta interesante reflexionar sobre la siguiente analogía: “La preferencia por el Café (energías sucias) y el Té (energías limpias) en las nuevas generaciones”. Dado que algunos prefieren un buen café amargo para energizar sudía y otros un té para relajarse de la toxicidad cotidiana. El hecho es que ambas cuestiones congenian en un punto: GARANTIZAR LA DISPOSICIÓN ENERGÉTICA.

Las virtudes dependerán de varios criterios científicos. Unos señalan que los que  beben   té   con   frecuencia   muestran   una   reacción   psicológica   más   tranquila   en situaciones estresantes. Otros aluden que el café puede prevenir problemas mentales y cardíacos a largo plazo.

Sin embargo, desde 2018 el mercado (fundamentalmente por jóvenes) prefirió el té por dos cosas completamente opuestas a “sentirse más activos”. Esas razones fueron que el té mejora la calidad del sueño y los productores se preocupan por el medio ambiente.

Extrapolando ese tema, con certeza colocamos a las energías renovables (solar, eólica, etc) sobre las energías sucias (carbón, combustóleo, diésel, etc). Entre varias opiniones técnicas, resaltamos que esencialmente las energías renovables mitigan el cambio climático al reducir las emisiones de CO2 para generar electricidad, la cuales económicamente más accesible a largo plazo.

No obstante, las barreras técnicas que afrontan estas energías limpias son la rareza o el elevado costo de los materiales para construir las centrales de generación y también la intermitencia en el despacho de la electricidad.

La historia en México del sector energético ha sido un estirar y aflojar de intereses minoritariamente colectivos. Siendo realistas, el negocio petrolero es una de las industrias más lucrativas y también un importante eje en nuestra economía. Con ello surgió la idea de petróleo=dinero, pero ¿Los jóvenes piensan lo mismo?

La   idea   acuñada   en   las   nuevas   generaciones,   es   automatizar   o   desarrollar tecnologías con un enfoque ambiental (revolución industrial 4.0). La juventud se preocupa   por   reducir   el   impacto   negativo   en   el   planeta   y   crean   desarrollan innovaciones que garanticen el desahucio progresivo de los artefactos que usan combustibles fósiles con el objetivo de preponderar las energías renovables para lograr la autosuficiencia energética limpia y eficiente.

Para concluir con esta reflexión, vale la pena resaltar la importancia de este tema, ya que poco a poco nos permite apreciar el impacto a largo plazo que tienen las decisiones de esta sociedad vigente. Debemos entender que nuestra  biosfera se puede recuperar siempre y cuando se reviertan las tendencias que frenan a las energías renovables.

Eduardo Abrego
Abogado Jr.